Parece que la calidad y reconocimiento internacional de nuestro tan querido Pisco, ocasiona algunas tentaciones poco santas en otras geografías del mundo para aprovecharse de su nombre y confundir a los consumidores que valoran sus indiscutibles cualidades.

En esta oportunidad debemos mirar hacia el lado opuesto del planeta pero coincidentemente hacia latitudes sureñas. “Australis” en latín significa “del sur”, y es justamente en Australia donde aparece un insólito y penoso caso que no podemos dejar pasar por alto.

Recibí la absurda noticia que una pequeña destilería llamada Harmans Estate en la zona de Margaret River en Australia, ha tenido la brillante idea de producir Pisco. Lo primero que me vino a la cabeza es un profundo malestar, seguido de un gran enojo y un amargo sabor al final. Aunque por lo ridículo del caso lo que debió producir en mí, es una penosa lástima derivada de la ignorancia y cuestionable moral en el tema.

Resulta que el argumento para producir Pisco por esta compañía se fundamenta en que debido a que existe una disputa con nuestros vecinos del sur por la denominación Pisco, ellos tienen el derecho de emplearlo. Incluso hacen uso de definiciones desarrolladas y empleadas por nuestro reglamento como Pisco Acholado y Pisco Puro.

Por lo tanto merece entonces precisar algunos conceptos que a toda luz no resultan claros para esta gente.
Comencemos por recordarles lo que significa una denominación de origen. La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) la define de la siguiente manera: “Una indicación geográfica es un signo utilizado para productos que tienen un origen geográfico concreto y cuyas cualidades, reputación y características se deben esencialmente a su lugar de origen. Por lo general, la indicación geográfica consiste en el nombre del lugar de origen de los productos. Un ejemplo típico son los productos agrícolas que poseen cualidades derivadas de su lugar de producción y están sometidos a factores geográficos específicos, como el clima y el terreno.” Esto puede ser un país o región determinada, que sirve para designar, distinguir y proteger un producto en función de sus especiales características derivadas, esencialmente del medio geográfico dónde se produce, transforma y elabora, considerando factores naturales, climáticos y humanos, como las costumbres de producción de sus habitantes. Por lo tanto es necesario contar con los elementos geográficos: lugar, clima, terreno y por supuesto los humanos relacionados a la tradición, historia, metodología y tecnología de producción. En este caso australiano no se cumple ninguno, que yo sepa no existe un lugar llamado Pisco en Australia, el clima, el terreno y la geografía son distintos, y por supuesto la historia, tradición y forma de producirlo es tan distante como los kilómetros que nos separan. Lo que se está produciendo por tanto en esta situación aberrante, es un flagrante asesinato al concepto de denominaciones de origen en el mundo. No debería sorprendernos entonces que en un futuro algún país pretenda producir Cognac, vinos de Rioja, queso Gruyere o Tequila en orígenes distintos.

Pero además de este insulto a la propiedad intelectual e identidad de una bebida que lleva más de 400 años de tradición e historia, existe otro elemento aún más bajo, y radica en la cuestionable moral asociada a la decisión y a la justificación del uso del nombre. ¿Quién en su sano juicio podría justificar a que por el simple hecho de entender que dos personas se encuentran en una disputa, eso le da el derecho a un tercero que no tiene nada que ver a pretender usurpar lo que no le pertenece? Es como intentar darle validez al robo. Este aspecto es vital, porque si valores no son sólidos, la propuesta de valor no sirve, es decir no tiene valor.

Finalmente termino sintiendo una gran lástima por esta gente que demuestra una total falta de originalidad y creatividad. En lugar de tomar indebidamente denominaciones que pertenecen a otras culturas, me parece que debieron fomentar y desarrollar una identidad propia que hubiera sido mejor valorada por su mercado interno, manteniendo los buenos resultados que reportan empleando sus propios insumos y procesos. Siempre es mejor ser auténtico, honesto y transparente. Son valores que los consumidores sabrán reconocer a lo largo del tiempo. Esa justamente es la gran diferencia entre productos originales y fraudulentos.

Amigos australianos todavía están a tiempo de corregir este fatal error, entiendo que desean lanzar su producto el próximo 9 de Junio, y aún estamos en Mayo. Si me permiten ayudarlos, “Australis” sería un mejor nombre para su destilado, mantiene su nombre y es original, pueden emplear ideas del proceso del Pisco si les parecen buenas como lo han manifestado, ahí no está el pecado, sí lo está en el uso indebido del nombre. Recuerden lo que representa para el Perú a quien le pertenece.

#SiNoEsPeruanoNoEsPisco
#ElPiscoSomosTodos