Autor: Gonzalo Gutierrez

El Pisco, La Primera Referencia A Su Nombre

Hace algunos años un grupo de historiadores en Chile pretendieron sustentar que el nombre del aguardiente de uva, Pisco, había sido utilizado por primera vez en ese país en 1733. Según ellos, el nacimiento de la denominación de esta bebida espirituosa había tenido lugar en el norte de la Capitanía General de Chile en la tercera década del siglo XVIII, y no en el Virreinato del Perú, donde se ubica la ciudad de Pisco, conocida con ese nombre incluso desde antes de la llegada de los españoles al Perú en 1532. El argumento central en torno al cual se construyen las más de cuatrocientas páginas del trabajo titulado “El Pisco Nació en Chile, Génesis de la primera Denominación de Origen de América”, es que “…se documentó que en el inventario de la hacienda La Torre (1733) […] se registraron “tres botijas de pisco”. Este es el registro más antiguo del uso de la palabra “pisco” para denominar el aguardiente de uva en Chile y en América. Poco después, otros vecinos del Valle de Elqui imitaron esta idea, y comenzaron ellos también a usar la palabra “pisco” para llamar al destilado (1)” . La falta de sustento de este argumento ya ha sido explicada por el Dr. Eduardo Dargent(2) y por quien escribe estas líneas(3) en sendos trabajos sobre la materia. En ellos claramente señalamos que las tres botijas que se describen en la lista chilena...

Leer Más

El Pisco No Nació En Chile

Hace pocos meses se publicó en Chile un libro elaborado por un grupo de dieciséis investigadores encabezados por el historiador argentino Pablo Lacoste que se titula “El Pisco Nació en Chile, Génesis de la primera Denominación de Origen de América”. La obra es producto de varios proyectos financiado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Chile. A fin de refutar la premisa principal del trabajo chileno, que se extiende a lo largo de 435 muy documentadas páginas, el Presidente de la Academia Peruana del Pisco, don Eduardo Dargent Chamot ha publicado un contundente artículo en el que se descartan de manera sustantiva los argumentos del supuesto origen chileno de la bebida. En su preciso escrito, Dargent hace clara referencia al primer documento que menciona la producción de aguardiente en el Perú, el testamento de Pedro Manuel “El Griego”, que data del año 1613 y que es otorgado en la ciudad de Ica. Igualmente se hace alusión a las múltiples fuentes que prueban que la primera producción de esta bebida se ubica en el Perú. En esta ocasión no es necesario repetir los sólidos argumentos de Dargent, pero sí parece interesante desarrollar algunos puntos relativos a la publicación chilena que llaman especialmente la atención. El argumento central en torno al cual se construyen las más de cuatrocientas páginas del trabajo del equipo de Lacoste es que “…se...

Leer Más

Suscíbete a Nuestro Boletín

Cada cierto tiempo te mandaremos un boletín a tu correo con los ultimos artículos y noticias de la Academia Peruana del Pisco

¡Te has suscrito! ¡Felicitaciones!